El Rijksmuseum

Hablar del Rijksmuseum, es hacerlo del museo más importante de los Países Bajos e incluso de la parte norte de Europa. Ubicado en la capital holandesa, Ámsterdam, posee en sus fondos, entre otras muchas cosas, una de las colecciones más importantes del arte flamenco del mundo.

Rijksmuseum1

¿Qué podemos en este museo?

Tal y como ya hemos indicado, el gran atractivo del Rijksmuseum radica en tener sobre sus muros, obras de los grandes maestro de la pintura incesto holandesa de los siglos XV al XVII. De entre los más conocidos destacan: Frans Hals, Jan Vermeer, Lucas van Leyden y por supuesto, Rembrandt. También se pueden encontrar en algunas de sus salas cuadros realizados por artistas de la talla de Fra Angélico, Rubens e incluso Goya.

La historia del Rijksmuseum

Este fantástico museo, debe su fundación al empeño del financiero holandés Alexader Gorel, el cual invirtió parte de su patrimonio para que pudiera abrir sus puertas a mediados del año 1800. Ubicado en un primer momento en el Palacio de Frederik Hendrik cerca de La Haya, mostraba a sus visitantes las colecciones de los antiguos dirigentes holandeses.

Ocho años más tarde, el nuevo rey holandés, Luis Napoleón, decide trasladar todos sus fondos hasta la ciudad de Ámsterdam. Allí la colección, además de poder ser contemplada en una de las grandes salas del Palacio Real y en dos adyacentes, se amplío con cuadros tan importantes como La ronda de noche de Rembrandt.

No fue el único lugar por el que sus obras fueron pasando, ya que dado el gran crecimiento que fue experimentando la colección a lo largo del siglo XIX, era necesario encontrar un lugar adecuado para exhibirlas y almacenarlas.

Finalmente, se decidió con muy buen criterio, ubicar de forma definitiva los fondos del Rijksmuseum en 1885 en el edificio que miles de visitantes de todo el mundo penetran en su interior todos los años para contemplar a lo más porno granado de la pintura holandesa. Y no solo penetran en su interior turistas, ya que en un momento de genialidad, alguien decidió que era una buena idea realizar un pasadizo para que la gente pudiera pasar al otro lado de la Museuplein.

Rijksmuseum2

 Cuadros más importantes que podemos encontrar en el Rijksmuseum

La colección que más visitantes atrae cada año al Rijksmuseum es aquella que pertenece a la época más sobresaliente del barroco holandés. Dentro de ella, se encuentran una gran cantidad de obras de pintores tan conocidos por el gran público como Frans Hals, Vermeer, Rembrandt.

Obras de Hals que podemos ver allí:

El alegre bebedor, un hombre de sonrosadas mejillas (producto del alcohol) , que se nos presenta elegantemente vestido, mirando al espectador de forma directa y con un vaso de refinado cristal en la mano.

Otras obras suyas son: Retrato matrimonial de Isaac Abrahamsz Massa y Beatrix van der Laen y La compañía del capitán Reijnier Reael o La magra compañía.

Obras de Rembrandt tales como: Autorretrato de joven, Autorretrato como el apóstol Pablo, Jeremías lamentando la destrucción de Jerusalén, Los síndicos del gremio de los pañeros y Milicianos de Ámsterdam al mando del capitán Frans Banninck Cocq (más conocida con el nombre de La ronda de noche. Como curiosidad hay que decir, que lo que se suponía que era noche, tan solo se trataba de suciedad acumulada)

Obras de Vermeer: Mujer leyendo una carta, La lechera y La carta

Amsterdam, la ciudad de los museos

Una de las ciudades que mayor número de museos alberga dentro de su término municipal, es la holandesa Ámsterdam. Un lugar en el que el visitante, sean cuales sean sus intereses, puede pasar uno o incluso varios días, visitando alguno de los más de 50 museos que se han abierto en la ciudad. Como hacer un recorrido por todos ellos ocuparía una enorme cantidad de espacio, hoy tan solo nos vamos a referir a aquellos que ningún visitante debe perderse.

Rijksmuseum

Amsterdam, la ciudad de los museos

Comenzamos nuestro periplo por Ámsterdam, por el lugar en el que mayor cantidad de museos se encuentran concentrados en la ciudad, la Museumplein o Plaza de los Museos.

La Plaza de los Museos, es como su propio nombre indica, el lugar en el que se encuentran alguno de los museos más importantes de la ciudad, como por el ejemplo del Museo Van Gogh o el Rijksmuseum. ¿Desde cuándo lleva en uso esta zona? Desde finales del siglo XIX, época en la que se habilitó esta zona  para albergar un importante acontecimiento internacional.

Tras el lógico paso del tiempo y los conflictos bélicos del siglo XX, la plaza tuvo que ser reconstruida y rehabilitada en 1999 para que recuperara todo su esplendor.

El Rijksmuseum

Aunque todo el mundo piensa que en el Rijksmuseum tan solo podemos encontrar obras de arte, lo cierto es que también posee una fantástica biblioteca en la que se pueden consultar una enorme cantidad de documentos de la historia de los Países Bajos. Un hecho que multitud de personas travestis desconocen, ya que queda totalmente eclipsada por la colección de los grandes maestros de la pintura holandesa como Vermeer o Rembrandt.

Este museo fue fundado inicialmente a principios del siglo XIX en La Haya, siendo trasladado en el año 1808 a la ciudad de Ámsterdam por el mandado de Luís Bonaparte, uno de los hermanos del gran Napoleón, al que el general francés tuvo a bien ceder el gobierno de Holanda. En 1885 se trasladó de forma definitiva al lugar en el que se encuentra actualmente.

El Museo de Van Gogh

A pesar de ser mucho más pequeño que el anterior, el Museo de Van Gogh, ha conseguido convertirse con el paso del tiempo en uno de los museos más visitados de Holanda y de todo el mundo, por conseguir acumular en el interior de sus muros, la más importante colección de obras de este atormentado pintor.

Museo Ana Frank

Casa Museo de Anna Frank

Multitud de personas, piensan que tanto la pequeña Anna Frank como su familia, al ser judíos, tenían que vivir en algún lugar de Alemania. Algo que hasta cierto punto puede ser comprensible, pero que en esta ocasión es una idea errónea. Los Frank vivían en Holanda y tuvieron que esconderse de las tropas nazis en una habitación secreta de la casa de unos amigos. Un lugar, en el porno que desafortunadamente fueron descubiertos, donde Anna fue plasmando en sus cuadernos, todas sus vivencias durante los dos años que lograron permanecer escondidos.

Este pequeño museo, en el que se homenajea a esta pequeña escritora, no está situado en la  Museumplein sino en las cercanías de la iglesia de Westerkerk. Si quieres visitarla, es recomendable que compres la entrada con antelación, ya que es un lugar en que siempre hay concentrada una gran cantidad de visitantes.